Tragedia de Pocito El conductor que atropelló y mató a la embarazada fue imputado y quedó libre

La defensa del empresario José Osvaldo Rampulla que mató a la joven embarazada en Pocito, destacó que no hizo abandono de persona sino que cumplió con lo que le dijo la Policía.

En las últimas horas, se concretó la audiencia de formalización por la tragedia vial en la Ruta Nacional 40. Una joven de 21 años quién estaba embarazada, murió al intentar cruzar por el tramo entre calles 5 y 6, en Pocito y fue embestida por un auto, guiado por el empresario José Osvaldo Rampulla de 74 años. El hecho ocurrió el pasado viernes en la tarde y el conductor fue localizado el sábado, en una clínica de Capital a la que fue ingresado por un cuadro de estrés y descompensación.

La jueza de Garantías, María Gema Guerrero escuchó el informe de la Fiscalía, encabezada por el Dr. Adrián Riveros que pidió que se impute al empresario por «Homicidio culposo agravado por la conducción de un vehículo con motor». Además, se resaltó que no prestó asistencia a Melina Gabriela Alfaro, la víctima del caso.

Sin embargo, su defensa encarada por el abogado Federico Petrignani expuso que Rampulla nunca estuvo prófugo ni dejó de cumplir con sus obligaciones ciudadanas y legales. Marcó que fue él quien entregó su auto a la Comisaría jurisdiccional y cumplió los pasos que le marcó la Policía de San Juan. De ello, él habría notificado a Fiscalía.

En cuanto a las pericias, Rampulla no manejaba bajo los dominios del alcohol, y eso fue un punto  a favor para el imputado. Una vez expuestas las consideraciones y ante la negativa de Rampulla a declarar por no encontrarse en condiciones, la jueza dispuso un cuarto intermedio. Tras ello, la jueza avaló la imputación por «homicidio culposo» y Rampulla quedó en libertad, al evaluarse que no entorpecerá la investigación y deberá presentarse una vez por mes a la Policía. El período de la Investigación Penal Preparatoria se fijó en 3 meses.

Entradas relacionadas