29Junio2022

Deportes 906x60

1980: Uno de los años dorados de Atenas

Valora este artículo
(0 votos)

El club Atenas es sin lugar a duda uno de los clubes más emblemáticos del departamento Pocito. Es que, por su trayectoria y sus 100 años que está cumpliendo la institución mirasol, es uno de los pocos clubes centenares de nuestra provincia y que cuenta con una rica y gloriosa historia.

Uno de los hechos gloriosos que atravesó el club de La Rinconada, el cual fue fundado el 14 de junio de 1922, en su larga historia fue el tan ansiado ascenso a la primera división del fútbol sanjuanino en octubre de 1980 de la mano de David “Pinocho” Pelletant que siendo muy joven y todavía estando en pleno auge en su carrera futbolística se hizo cargo de la dirección técnica del mirasol. Aquel equipo que formó “El pinocho” estaba conformado por grandes jugadores que vistieron la camiseta aurinegra pocitana.

Comenzaba la década del 1980, una década difícil para los argentinos, que estaban atravesando la parte final de una de las dictaduras más terribles y crueles de la historia de nuestro país y con una guerra de Malvinas golpeado la puerta. Una guerra y una década que marcó la vida a muchos jóvenes argentinos sin lugar a dudas.
A pesar de este terrible contexto, Atenas se dispuso a ganar el campeonato de la primera B local, ese campeonato que no solo lo convertiría en campeón sino que lo devolvería a la primera A del fútbol sanjuanino de donde había descendido en 1979. Según los testimonios de las personas que vivieron este momento y tuvieron la dicha de ver a este gran equipo del mirasol, ese equipo se caracterizaba por su diversidad. Aquel equipo de Atenas estaba formado con jugadores del departamento y otros foráneos, ya que no todos eran pocitanos.

Para lograr el tan ansiado ascenso, el mirasol debía medirse también contra otros importantes equipos que también peleaban por volver a la primera A. Equipos como Independiente Villa Obrera, Árbol Verde, Centenario Olímpico que tenían unos equipos duros y competitivos en aquel entonces también disputaban con Atenas un lugar en la primera división. Sin lugar a dudas era una primicia de que el equipo pocitano iba a tener un campeonato difícil.

La preparación del equipo mirasol fue fundamental en aquellos años, la parte física sumada a la parte táctica debían ser muy buenas para que el mirasol regresara a la primera. En aquellos años la parte física se hacia una parte en el campo y la otra se realizaba también al aire libre trotando por el Cerro del Abanico. Toda esta preparación técnica estuvo a cargo de David Pelletant.

David “Pinocho” Pelletant era muy joven cuando se hizo cargo de la dirección técnica del equipo mirasol; todavía estaba en pleno auge su carrera como jugador. Debido a una suspensión que había tenido como jugador en el club donde jugaba, llegó nuevamente a La Rinconada para dirigir al equipo de sus amores y así llevarlo a la tan deseada victoria. Con el aval de ser ex jugador de Atenas y además pocitano, conocía muy bien el ambiente por lo que Atenas se perfilaba como uno de los candidatos a gritar campeón y por ende ascender a la primera A.

Una de las curiosidades que quedaron como anécdotas de esta historia fue que en el último partido cuando Atenas logra la victoria y da la vuelta olímpica en su cancha, David Pelletant no pudo dirigir ese encuentro porque tuvo que volver al club donde militaba en ese entonces.

Ese glorioso equipo de Atenas estaba formado por grandes jugadores como Raúl Giménez quien era el arquero, Quevedo, José “Pepe” Pelletant, Wilson Brombale, Miguel Salazar, Horacio “Cholo” González, Jorge Charrosqui, Carlos Quilpatay, Alfredo Balmaceda, Reinoso y Jorge “El mendocino” Ulloa. Jorge Ulloa y Jorge Charrosqui llegaron como refuerzos en ese año para mejorar la delantera del equipo mirasol dejando una gran huella en el club de La Rinconada.

Los Hinchas de Atenas siguieron a su equipo en cada partido tanto de local como visitante en esa campaña gloriosa. Ningún hincha quería dejar de ver a este gran equipo que jugaba muy bien al fútbol y que estaba muy bien preparado para lograr el ascenso a la máxima categoría del fútbol sanjuanino.

No solo los jugadores y cuerpo técnico pusieron su granito de arena para lograr el éxito, sino que también la comisión directiva del club fue decisiva para que el equipo cumpliera sus objetivos. Esa dirigencia comandada por Agapito Núñez, Cacho Scarzo y Felipe “Cata” Gómez dieron lo imposible para que el sueño de regresar a primera se cumpla.

El triunfo de Atenas era necesario para el futbol de Pocito por dos motivos: el primero era volver a la primera de la Liga sanjuanina y segundo para no perderle pisadas a su clásico rival, el Club Deportivo Aberastain. Era normal que en esa época toda la gente de Pocito se conociera la mayoría entre todos, y por este motivo había una gran amistad, pero cuando había un encuentro de fútbol se terminaba toda la amistad por un rato pero siempre en el marco del respeto y la cordialidad.
Este equipo de Atenas se consolidó de la mejor manera, haciendo una gran campaña habiendo jugado 14 partidos, de los cuales ganaron 10, perdieron 3 y empataron 1; convirtiendo 33 goles en total que le alcanzaron para lograr la tan ansiada vuelta a primera además del campeonato. Es así que aquel sábado 4 de octubre de 1980 el triunfo y la emoción invadieron La Rinconada luego de haber goleado por 3 a 0 al Club Cervantes de visitante decretando el ascenso.

Recién en la última jornada y en casa, aquel 11 de octubre de 1980, Atenas pudo dar la vuelta olímpica de manera oficial venciendo 2 a 1 a Centenario Olímpico que desató los festejos y la alegría de su gente que se mezclaba con la de los jugadores. Aquel año fue dorado para el futbol pocitano y en especial para Atenas quedando guardado en los corazones de sus protagonistas y en el recuerdo de su hinchada que siempre acompaña a su querido Club Atenas Pocito.

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Newsletter

Suscríbase a nuestro Newletters

Contáctenos